A la espera de una decisión

 

Landau 25 de abril de 2021

Uno no sabe si reír o llorar. El nuevo fallo del Tribunal Ambiental de Antofagasta del 16 de abril de 2021 en el asunto del proyecto minero y portuario "Dominga" recuerda al Teatro del Absurdo. Recordemos. En 2017, el Gobierno Regional de Coquimbo y el Comité de Ministros (1) rechazaron el proyecto "Dominga". La empresa Andes Iron interpuso una demanda contra las decisiones en el Tribunal Ambiental de Antofagasta y obtuvo el respaldo de la justicia. Los ecologistas impugnaron con éxito este fallo ante la Corte Suprema de Santiago a finales de febrero, principios de marzo de 2019. En su razonamiento de entonces, el Tribunal Supremo afirmó que la mayoría de los argumentos de las y los críticos del proyecto eran válidos. El tribunal devolvió el caso al Tribunal Ambiental de Antofagasta, pidiéndole que abordara las condiciones reales del proyecto y los contraargumentos técnicos. Por ello, en marzo de 2020, el litigio volvió a ser evaluado y decidido en Antofagasta. Sin embargo, el tribunal no ha publicado su sentencia hasta ahora, el 16 de abril de 2021. ¿¡Un año después!? Una vez más, el tribunal falló a favor de Andes Iron y ordenó una nueva votación en la Comisión Regional de Evaluación Ambiental de Coquimbo. En un comunicado, la Alianza Humboldt (2), de la que forma parte SPHENISCO, critica la decisión y arroja luz sobre las perspectivas del litigio.

 

 

Declaración del 21 de abril de 2021

La Serena, a 21 de abril de 2021. ALIANZA HUMBOLDT Coquimbo - Atacama continuará defendiendo el Archipiélago de Humboldt ante las amenazas que representan los Megaproyectos.

 

La Alianza Humboldt de la Región de Atacama y Coquimbo se dirige a la ciudadanía para hacer un llamado urgente a las personas naturales, organizaciones e instituciones de la Sociedad Civil a seguir adhiriendo a esta alianza, con el propósito de defender el Archipiélago de Humboldt y sus alrededores de la amenaza que representan los Megaproyectos.

 

El pasado viernes 16 de abril, el Tribunal Ambiental de Antofagasta acogió la demanda del proyecto minero portuario Dominga. En su decisión, el tribunal ordenó una nueva votación en la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo. Al mismo tiempo, reconoció que el proyecto previsto tiene graves déficits y que las explicaciones son insuficientes. Sin embargo, estas deficiencias – según el tribunal - podrían ser resueltas por el Comité de Ministros.

 

El Tribunal Ambiental de Antofagasta no tiene ni las facultades ni las competencias para sugerir que el Comité de Ministros “arregle” un mal proyecto como es el caso de Dominga. Su función es hacer que se cumpla la ley ambiental y que los procesos de evaluación sean rigurosos y no se vean influenciados por intereses privados.

Este fallo hace evidente una vez más que la defensa en el ámbito jurídico e institucional no basta, más aún cuando hay una campaña que involucra al propio presidente Sebastián Piñera, quien en 2010 bajó el proyecto Barrancones asegurando que este Santuario de la Naturaleza sería protegido. A poco andar descubrimos que hasta diciembre de ese mismo año había sido socio mayoritario de Dominga. Así su amigo de la juventud, Carlos Délano, quien fue sentenciado a tomar clases de ética por financiar ilegalmente a partidos políticos, se transformó en el dueño de la minera. En el contexto de la profunda crisis que estamos viviendo, de la corrupción y la manipulación y debido a que estos grupos cuentan con el apoyo de quienes defienden una economía extractivista, poco podemos lograr únicamente por la vía institucional para lograr Justicia Ambiental.

Es necesario movilizar al movimiento ambiental e informar a sus redes para hacer visibles y comprender:

  • el real alcance del impacto socioambiental que generaría una posible instalación del Mega Proyecto Minero Portuario “Dominga”
  • las falencias y los grandes errores cometidos en el proceso de evaluación ambiental y
  • la necesidad de que la Constitución garantice la protección del medio ambiente.

Es preocupante que el Tribunal Ambiental de Antofagasta, dejando de lado el objetivo central de la institucionalidad ambiental y con ello la protección del patrimonio natural, anteponga con esta sentencia el interés particular por sobre el interés colectivo, afectando gravemente la institucionalidad e incluso el ordenamiento jurídico en esta materia, es decir, desnaturalizando al SEIA.

Todo esto sucede en un contexto de crisis climática y sanitaria producto de la pandemia, sin tener en cuenta los innumerables llamamientos de la ciencia y de diversos organismos internacionales para priorizar la protección y el cuidado de los ecosistemas restantes por sobre una economía extractivista centrada en la explotación de los recursos naturales, que tanto daño genera en las comunidades, el territorio y la economía local en general.

En este caso que se trata de un ECOSISTEMA ÚNICO EN EL MUNDO.

 

Acerca de la Sentencia

La sentencia no significa que el proyecto haya sido aprobado. Los Tribunales Ambientales (TA) no tienen ni la facultad ni competencia para aprobar o rechazar un proyecto ambiental. Esta tarea le corresponde exclusivamente a otros entes de la institucionalidad ambiental, como lo es la Comisión Regional de Evaluación Ambiental.

En este sentido, lo que hizo el Tribunal fue prestar oídos a los reclamos del Mega Proyecto Dominga ordenando devolver el procedimiento a la Comisión Regional para ser votado allí nuevamente. Con esto se abre la posibilidad de que se ordene SACRIFICAR UNA NUEVA ZONA y el Medio Ambiente SE DAÑE IRREVERSIBLEMENTE.

Resulta contradictorio que en el mismo texto de la sentencia el Tribunal reconozca que el proyecto tiene problemas y faltas de información concluyendo que la autoridad ambiental debió darle mayores oportunidades de mejoramiento para evitar que fuera rechazado.

Por ejemplo, el Tribunal reconoce que las medidas planeadas por la empresa para compensar al pingüino de Humboldt no son adecuadas, señalando “que, en virtud a los argumentos expuestos anteriormente, este Tribunal advierte una debilidad en la forma de cómo abordar la problemática en general asociada a la afectación del Pingüino de Humboldt en el islote Totoralillo Norte, desde el proceso de evaluación ambiental del proyecto”. Sin embargo, a pesar de las notorias faltas de información y las precarias medidas de mitigación, ordena que el proyecto vuelva a ser votado.

 

Impacto en la economía local

En la zona que comprende el Archipiélago Humboldt, se encuentran las Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMBR’s) más productivas de toda la zona centro norte. Cuando en los años noventa se inició esta actividad económica, se recolectaban alrededor de 90 mil unidades y hoy, con un manejo sustentable de las Áreas, las unidades aumentaron a 800 mil.

 

De llegar a concretarse el Mega Proyecto, éste causaría un grave impacto en la economía local y en actividades económicas sustentables como la pesca artesanal, la producción de aceitunas y aceite de oliva, las huertas familiares, la ganadería y sobre todo en el turismo, que es la actividad económica que mayor desarrollo ha alcanzado en las últimas décadas, transformándose en uno de los principales motores de la economía comunal.

 

Nos parece una pésima señal intentar promover un proyecto extractivista en momentos en que el país se encuentra en un proceso constituyente con el objeto de transformar la constitución para garantizar la transición a una sociedad con una economía que tenga en su centro el bienestar de las personas y la protección del medio ambiente y no la utilidad económica.

Parece que quisieran dejar todo amarrado a favor de los intereses de los grandes grupos económicos antes de que la Constitución cambie y se implemente la visión del país que quiere la mayoría.

 

Como Alianza reafirmamos nuestro compromiso de realizar todas las acciones que sean necesarias y utilizar todas las vías institucionales, tanto a nivel nacional como internacional, para lograr la protección definitiva del Archipiélago Humboldt libre de megaproyectos.

Por todo lo expuesto y teniendo en cuenta que la presión y manipulación para darle luz verde a este proyecto es gigante, reiteramos el llamado a adherir a la Alianza Humboldt para conformar juntas y juntos un movimiento potente de carácter nacional en defensa de este Santuario de la Naturaleza

 

A pesar de las difíciles condiciones de la pandemia, la Alianza Humboldt reaccionó inmediatamente al veredicto y en los días siguientes pasó a la ofensiva. La "Declaración del 21 de abril" se dio a conocer en ruedas de prensa en La Serena y Coquimbo, así como en las redes sociales. Se organizaron caravanas en Pt. de Choros y en Choros. Como portavoz de la Alianza y como candidata independiente a la Asamblea Constituyente, Nancy Duman mantuvo varias conversaciones y entrevistas diarias con líderes de opinión vía internet. Otros miembros de la Alianza como Oceana, Fima y los pescadores de La Higuera también expresaron sus críticas en las redes sociales y emitieron sus propias declaraciones. El Colegio Médico de La Serena y el Consejo Consultivo Nacional de Changos (grupo indígena) también han hecho públicas sus opiniones. Varios periódicos de internet recogieron las declaraciones críticas. Sin embargo y como es habitual, la prensa local, el diario El Día, informa de forma unilateral sobre el punto de vista de la empresa Andes Iron y de los partidarios del proyecto "Dominga".

 

Para el 3 de mayo, la Alianza Humboldt está planeando una manifestación de protesta por desfile de autos desde Chañaral a través de los pueblos (costeros) de Pt. de Choros, Los Choros, Caleta Hornos hasta La Serena. El 4 de mayo, la Alianza, representada por Oceana, solicitará a la Corte Suprema de Santiago la anulación del fallo judicial.

 

W.K.

 

Traducido por Verónica Abrego

 

Notas

(1) Ministro de Minas, Sanidad, Agricultura, Medio Ambiente y Economía.

(2) La Alianza Humboldt está formada por 20 organizaciones "de mangitud", entre ellas Oceana, Greenpeace, Ocean Blue, Sea Shepherd, Fundación Terram, Fima, Defensa Ambiental IV Región, Modema, Turismo Caleta Hornos y Sphenisco, además de 67 organizaciones civiles regionales y 8 nacionales.

 

 

Protest Protest Protest
Protest Protest Protest

 

   
© SPHENISCO

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.