¡NO a la zona de sacrificio!

El lucro contra la protección de la naturaleza y el medio ambiente 

Landau, 2 de noviembre 2018.
 
Keine OpferzoneMás de 20 años ya que los protectores de la naturaleza y del medio ambiente defienden el habitat de los pingüinos de Humboldt, y exigen preservar el ecosistema „La Higuera-Isla Chañaral“ en el norte de Chile mediante la creación de un AMP (área marina protegida). El año pasado, los esfuerzos por fin parecián ser coronados de éxito. El gobierno regional de Coquimbo y el gobierno de Bachelet rechazaron el proyecto portuario-minero „Dominga“ de la empresa Andes Iron. Poco antes del cambio de gobierno en marzo, el comité de ministros aprobó en forma unánima la creación del AMP „Pingüino de Humboldt“. Sin embargo, a estos avances, les siguieron duros retrocesos. En mayo, la Corte Suprema  rechazó la demanda contra el puerto Cruz Grande (de la Compañia Minera del Pacífico S.A.-CMP), y el Tribunal Ambiental de Antofagasta acogió la demanda de la empresa Andes Iron contra el rechazo de „Dominga“ (ver informes en las páginas respectivas). Esas decisiones fueron demandadas por ambientalistas, en el primer caso, en una corte internacional, y en segundo, en la Corte Suprema. Finalmente, varios sindicados de pescadores iniciaron una demanda en el Tribunal Constitucional. Muchas personas sienten que el fallo pro „Dominga“ es señal de arbritrariedad estatal y un peligro para el estado de derecho. Eso indigna y fortalece al movimiento ciudadano y ambiental.
Así, en los meses pasados, las organizaciones de los pescadores y las agrupaciones y ONGs activas en la zona (MODEMA, Oceana, Chao Pescao y Sphenisco) ganaron nuevos aliados; otros grupos se pusieron en movimiento, organizaron actividades y participaron en las protestas. La coordinadora „Defensa Ambiental IV Región“ con la cual Sphenisco colabora muy estrechamente, ha levantado puestos informativos, ha llevado a cabo una fiesta cultural y ha realizado repetidos velatones en la región, entre otras cosas.
En Quintero y Puchuncaví (zona central), niños y adultos sufrieron intoxiaciones por las industrias del lugar que incluso llevaron al cierre temporal de escuelas. Este escándalo llevó a nuevas protestas bajo la consigna „No más zonas de sacrificio“. El Colegio Médico ha sacado la voz y está denunciando también los riesgos para la salud asociados al proyecto Dominga, para así evitar que la zona „La Higuera-Isla Chañaral“ se convierta en la próxima zona de sacrificio.

Keine OpferzoneLa „Mesa Comunal“ de La Higuera apoyaba el proyecto „Dominga“. Durante los procesos de evaluación ambiental, el grupo levantó la voz una y otra vez, a veces de forma muy agresiva, intentando dar la impresión que representaría a la mayoría de la población. Ahora, una parte del grupo reveló que habían recibido pagos por parte de Andes Iron, y se pronuncia en forma pública en contra del proyecto Dominga, denunciando que la empresa habría engañado a la agrupación y a la población en general, ya que el proyecto portuario y minero no crearía puestos de trabajo para los habitantes de la región, y que Andes Iron no está cumpliendo sus promesas. Por lo tanto habrían llegado a la conclusión que la minería es dañina para la región.
El gobierno de Piñera pretende facilitar las inversiones de las empresas, aunque sea a costo de la naturaleza y del medio ambiente. La idea es poder realizar los proyectos económicos con mayor rapidez; para este fin, habría reformas en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) para acelerar los procesos. Con la „Participación Ciudadana Anticipada“ (PAC) se pretende crear mayor cercanía y participación de los ciudadanos afectados por los proyectos, pero el tema de fondo en realidad es que las instancias regionales que tenían que definir aprobación o rechazo de un proyecto, serán reemplazadas por instituciones centrales. Es difícil entender como  eso podría significar mayor participación de la ciudadanía. La „Participación Ciudadana Anticipada“ conlleva el riesgo de mayor falta de transparencia y corrupción. Actualmente incluso se cuestionan las competencias y condiciones de trabajo de la CONAF.
El día 28 de octubre, agrupaciones ambientales de todo Chile se encontraron con integrantes de la comisión de Medio Ambiente del parlamento, para discutir la situación actual y los problemas de la protección del Medio  Ambiente. Las agrupaciones acordaron seguir con la campaña „No más zonas de sacrificio“, y tratar de evitar la reforma al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Los parlamentarios se declararon dispuestos a enviar una carta al ministerio de Medio Ambiente, y a tratar los temas „Dominga“ y Area Marina Protegida „Pingüino de Humboldt“ en el parlamento, para así romper el silencio y la evasión del tema por parte del gobierno.

Keine OpferzoneActualmente, hay mucho en juego en la sociedad chilena, y la situación está difícil para los ambientalistas y para nuestra colabora Nancy Duman. Por eso, Sphenisco ha decidido fortalecer el área de relaciones públicas y presencia en los medios de comunicación, y ha contratado como segunda colaboradora a Sra. Alicia Isabel Acuña. También pretendemos darle continuidad al IMPAC 4 (Congreso mundial sobre áreas marinas protegidas) de 2017, a través de un seminario „Area Marina Protegida - Pingüino de Humboldt“, en abril de 2019, para así llamar la atención sobre este importante ecosistema, y su protección.
 
W.K.
Traducido por Barbara Müller
   
© SPHENISCO