Informativo 28 de abril de 2018

2 SchritteAyer 27 de abril del 2018, el primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, dio a conocer el fallo que acoge el recurso de reclamación judicial de Andes Iron por el proyecto Minero – Portuario Dominga.
El fallo resolvió:
1. Acoger el reclamo judicial interpuesto por Andes Iron en contra del SEA y del Comité de Ministros,
2. Anular la Resolución 1.146 de fecha 13 de octubre del 2017 del Director Ejecutivo del SEA en su calidad de Secretario Ejecutivo del Comité de Ministros,
3. Anular el Acuerdo Nº 08/2018 del Comité de Ministros,
4. Anular la Resolución exenta Nº 0025 del 14 de marzo del 2017 (RCA), de la Comisión de Evaluación Ambiental, COEVA,
5. Ordenar retrotraer el procedimiento de evaluación ambiental a la etapa posterior al informe consolidado de evaluación, de manera tal que se proceda a una nueva votación -esta vez ajustada a derecho- de parte de la COEVA, de la Región de Coquimbo.

Por otra parte, la ministra de medio ambiente declaró que “Como Gobierno queremos asegurar que esta vez el proceso si se ajustará a derecho. El respeto a la Ley, a la Constitucionalidad es una garantía que tienen todos los ciudadanos, por eso este fallo es muy claro en decir que se retrotraiga el proceso, que se proceda a una nueva votación por parte de la comisión Regional de Evaluación y, esta vez, como lo dice el fallo textual, ajustada a derecho”

Este fallo, en nuestra opinión y conocimiento de lo que ha sido hasta la fecha todo el proceso de evaluación, es irresponsable, ilegal y una vergüenza para Chile.

Si la intención real fuera ajustarse a derecho, respetar la Ley y la Constitucionalidad, jamás debió retrotraer el proceso a la etapa posterior al ICE y ordenar una nueva votación sin revisar el procedimiento en su totalidad. Con esto el TA y el Ministerio de Medio Ambiente al no apelar como parte del juicio este último, se hacen cómplices del intervencionismo, particularmente en esta fase de elaboración del ICE que se da en la institución y, que esta vez quedó en evidencia a través de la carta de los funcionarios del SEA de la Región de Coquimbo dirigida a su directora el año pasado y , posteriormente, en el documento que da cuenta del sumario administrativo que se llevó a cabo, donde 12 funcionarios declaran que el ICE fue elaborado en Santiago sin considerar la evaluación regional y, luego enviado para ser firmado por el Director Regional (S) e ingresado al sistema. Recordar que antes de este informe el SEA había acogido las observaciones de Conaf en la Adenda 3, solicitando el pronunciamiento de los órganos evaluadores, luego cuando todos esperábamos el ICE, inexplicablemente (ahora si sabemos) el SEA llama a una cuarta Adenda con un informe totalmente distinto que no se condecía con el anterior, el que  desconocía las atribuciones de Conaf y explícitamente, lo desvincula de la evaluación.

Es decir, hay pruebas que hubo intervención del nivel central cuando Badenier era el ministro de medio ambiente, está el expediente del sumario administrativo, 12 testigos públicos, todo el expediente de la evaluación, que esperamos siga intacto.

Recordar que a los pocos días de la votación regional que rechaza el proyecto, “renuncia” Badenier para apoyar la campaña presidencial de Goic, sumándose al poco andar, la renuncia del Director Nacional del SEA, Troncoso y de todo el equipo encargado de elaborar la documentación para el Comité de Ministros.

 Solo este hecho justifica que se está cometiendo un grave error que le costará caro a la institucionalidad y a la imagen de Chile. A estas alturas no creemos que sea falta de información.

Por otra parte, si se llega a llevar a cabo la votación desde este punto, se comete otro grave error, se aprobaría un proyecto que no tuvo la voluntad de subsanar los errores, no entregó la información solicitada de línea de base que garantiza una evaluación correcta de los impactos, con palabras simples, contrariamente se garantizaría la transformación de este Santuario de la Naturaleza en una zona de sacrificio.

Nancy Duman

2 Schritte2 Schritte

   
© SPHENISCO