Comisión investigadora "Dominga"

- La Cámara de Diputados investiga irregularidades -

La Serena, Landau, 6 de abril de 2017.

A principios del año pasado Sphenisco publicó la "Declaración - La Higuera - Isla Chañaral“ para salvar las áreas de reproducción del pingüino de Humboldt. Más de 500 instituciones y personalidades de todo el mundo firmaron la misma y 227.444 personas la apoyaron mediante peticiones online de "Salva la Selva" (campaña "¡Defender 26.000 pingüinos Humboldt!"). En esta declaración entre otros puntos se exhortó a los responsables políticos a investigar los proyectos de minería y de puertos en el norte de Chile sobre presuntas irregularidades en el estudio de impacto ambiental.

Nuestro trabajo tuvo doble éxito. Primero el gobierno regional de Coquimbo rechazó el proyecto "Dominga" (ver el informe del 9 de marzo). Luego se discutió en la Cámara de Diputados el proceso de autorización de "Dominga" y se votó a favor de formar una comisión investigadora. Su objetivo será revisar el estudio de impacto ambiental hasta comienzos de julio sobre posibles irregularidades y fallas. El resultado tendrá gran importancia política aunque no será vinculante para el Gobierno de Chile. La Comisión es presidida por el diputado Raúl Saldivar quien tiene intención de escuchar también a las organizaciones no gubernamentales Oceana y Sphenisco. Nuestra colaboradora Nancy Duman tendrá la oportunidad de presentar los defectos en la evaluación de Dominga.

El error central del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) respecto de Dominga es evaluar solamente las consecuencias sobre el área inmediatamente adyacente al puerto y no sobre el ecosistema entero que incluye las áreas protegidas de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt. Además, el estudio se limitó a la Región de Coquimbo y excluyó la Región de Atacama en la cual se encuentra la isla Chañaral (una de las tres islas de la reserva). Basta con ejemplificar que posibles emisiones peligrosas de los barcos llegarían dentro de las 24 horas a la isla. También es de temer la posible introducción de especies invasoras. El SEA llegó tan lejos de negarle competencia a la CONAF (Corporación Nacional Forestal; administración gubernamental de áreas protegidas) y exigirle no tomar posición en el asunto. Otros aspectos, como la emisión de residuos tóxicos de la minería, como así también muchos requisitos formales no fueron tomados debidamente en cuenta en la evaluación de Dominga.

Por primera vez se discute en la política a nivel nacional sobre el desarrollo sustentable de la comuna La Higuera. Eso implica también que un tema como el tráfico de influencias llegue a la opinión pública. Estamos a la expectativa de ver que tan a fondo investigará la comisión y si logrará esclarecer los sucesos en la evaluación de Dominga. Hay esperanza de que los hechos se impongan sobre las mentiras. Desde Sphenisco junto a nuestros socios Oceana, Chao Pescao y Modema vamos a trabajar para lograrlo.

W. K.

Fischer1Fischer1Fischer1

   
© SPHENISCO