Otra vez, David vence a Goliat - Gran Victoria para la Protección del Medio Ambiente y la Democracia en Chile

La Serena, Landau 9 de marzo de 2017.

Ese jueves por la tarde (horas de la mañana en Chile), con gran nerviosismo y expectación seguimos durante horas la sesión pública donde el Consejo Regional de Coquimbo iba a votar la aprobación o rechazo al proyecto Dominga de la empresa Andes Iron. Nuestros aliados de Chao Pescao transmitieron esa sesión en vivo a través del Internet. Defensores y detractores del proyecto elevaron sus consignas durante más de 4 horas en la plaza frente a la Intendencia. Los gritos se escuchaban claramente en la sala donde se sesionaba. La SEA presentó su informe final, ciudadanos defensores y detractores dieron su parecer, y nuestra colaboradora Nancy Duman pronunció un discurso brillante y valiente. Después, cada ministro justificó su decisión. El suspenso se hizo casi insoportable. Pensábamos que podría haber 2 o 3 votos en contra de Dominga; en algún momento perdimos la cuenta. Poco antes de las 13:00 hrs. (17:00 hrs. hora alemana), el Intendente Sr. Claudio Ibáñez expresó su punto de vista con detalle. Se pronunció a favor de un desarrollo sostenible para la comuna de La Higuera, y finalmente votó en contra del proyecto. Resulta que se había producido un empate con 6 votos a favor y 6 votos en contra del proyecto, y que en este caso el voto del Intendente que presidía la mesa era decisivo. Se rechazó el proyecto minero Dominga junto con el proyecto portuario Totoralillo Norte.
Un júbilo indescriptible se levantó, tanto en la sala como en la plaza. No lo podían creer ni los defensores ni los detractores, y no encontraban palabras. Nosotros también estábamos perplejos.

En el año 2010, Sphenisco apoyó el movimiento ciudadano local MODEMA en su lucha contra la construcción de tres centrales termoeléctricas a carbón en esa misma región de Coquimbo, iniciando a nivel mundial protestas contra esas centrales, cuya construcción finalmente se pudo impedir con el esfuerzo de todos. Ahora, Sphenisco lleva ya 5 años trabajando junto a ambientalistas locales para la creación del área marina protegida “La Higuera-Isla Chañaral”, para resguardar esta área sensible donde viven, además del 80% de la población mundial restante de pingüinos de Humboldt, otras numerosas especies amenazadas. Durante estos años, nuestra organización también apoyó a los vecinos del lugar en su afán de proteger la zona marítima y de usarla exclusivamente de manera sostenible. Desde inicios del año 2016, Sphenisco indica sin cesar las irregularidades en el proceso de evaluación ambiental del proyecto Dominga, entre otras en una petición online junto con la organización “Salven la Selva”, donde se juntaron 225.506 firmas.

Después de que a inicios de 2015 ya se había aprobado en la misma región la construcción del proyecto portuario Cruz Grande, contra el cual los protectores del medio ambiente interpusieron una demanda en el tribunal ambiental, las protestas contra Dominga en las últimas semanas llamaron la atención en todo el país. Eso sobre todo porque en el contexto de las próximas elecciones presidenciales salió a la luz que la familia del anterior presidente Piñera, quien busca ser candidato nuevamente, había participado con acciones en un fondo que financiaba el proyecto Dominga. Este descubrimiento hizo que la muy sorprendente decisión de Piñera en 2010 de impedir la construcción de las centrales termoeléctricas, se viera bajo una nueva perspectiva, y generó amplia cobertura de prensa mientras avanzaba el proceso de aprobación. Este escándalo obviamente favoreció a los críticos del proyecto. Cada vez más parlamentarios y senadores tomaron posición en contra de Dominga y exigieron una comisión investigadora. En consecuencia, en el momento de la votación, la presión política sobre el gobierno regional había aumentado considerablemente.

Por segunda vez, David venció a Goliat. Con mucho trabajo comprometido, coraje y algo de buena suerte, Sphenisco, junto a sus aliados Chao Pescao, Oceana, MODEMA y ciudadanos críticos (la mayoría de los pescadores también se posicionó en contra de Dominga), logró convencer a las autoridades que las irregularidades en el proceso de evaluación ambiental son tan graves que el proyecto no puede ser aprobado sin dañar el medio ambiente y la democracia.

Con esta decisión contra el segundo proyecto portuario, también aumentaron las posibilidades para revocar el permiso del primer puerto. Pero lamentablemente los protectores del medio ambiente y de las especies no pueden descansar. La empresa Andes Iron quiere tomar medidas políticas y judiciales contra la decisión. Por lo tanto es importante lograr una comisión investigadora sobre Dominga en el parlamento. Nancy Duman junto con nuestros aliados continuará informando y difundiendo el tema en todo el país, pero sobre todo en la región afectada. Además proyectamos en abril junto a “Salven la Selva” una nueva campaña de firmas bajo la consigna “Proteger para siempre, el hogar de Pingüino y sus compañeros” Con esta petición online se pretende fortalecer la protesta y mantener la presión sobre los gremios políticos.

W.K.
Traducido por Barbara Müller

   
© SPHENISCO